• 809-850-5656
  • aniceto@rodriguezdelgado.com
  • Hacer cita
blefaroplastia

Servicios /Blefaroplastia

Dentro del contexto del envejecimiento facial, la caída de la cola de la ceja y de la piel del párpado superior son dos de las señales que más tempranamente se presentan en el envejecimiento facial. Además del descolgamiento y arrugas en la piel de los párpados superiores, comienzan a hacerse evidentes las “bolsas” en los párpados inferiores y en la porción interna de los párpados superiores. En algunos casos, esto se debe a una clara tendencia familiar, y puede aparecer a una edad relativamente temprana. Con mayor frecuencia se presenta más tardíamente, y se va acentuando con el transcurso del tiempo. En todo caso, la tendencia actual es hacia una corrección quirúrgica más temprana, sin esperar a que los signos se hagan marcadamente evidentes.

La intervención se realiza como un procedimiento específico aislado o como parte de otra intervención, en general, una ritidectomía. Dependiendo de esto, y de las preferencias del cirujano, la intervención se realizará bajo anestesia local con sedación o general.

Bajo la piel y el músculo orbicular existen compartimientos que contienen grasa que se reducen adecuadamente para eliminar las “bolsas” palpebrales. Dependiendo del estado de tensión de la musculatura de los párpados, el cirujano puede actuar también sobre el músculo orbicular que regula el cierre palpebral, restaurando su tensión normal. A través de las incisiones de abordaje, se liberará la piel de los párpados, al objeto de reducir las arrugas o pliegues que pudiera haber. Las incisiones se colocan de tal forma que serán difícilmente visibles una vez que hayan transcurrido unos meses.

Es normal que en el post-operatorio existan moretones e hinchazón de los párpados. Estas molestias usualmente duran alrededor de 7 a 10 días y durante este período también suele haber lagrimeo y cierta intolerancia a la luz. El resultado de la intervención es muy favorable y duradero y, en general, las bolsas de los párpados no suelen reaparecer.

La Blefaroplastía se lleva a cabo para reducir o reparar los párpados colgantes. La cirugía del párpado (blefaroplastía) se usa para corregir las “bolsas” bajo los ojos, así como el párpado superior caído, que hacen que el paciente aparente tener más edad o fatiga interfieren con la visión. En la cirugía de párpado no se estiran las arrugas alrededor del ojo, no se realza el arco de la ceja ni tampoco se eliminan las ojeras bajo los ojos.

a

El aflojamiento de la dedicada piel de los párpados puede ser el resultado del envejecimiento o de la herencia. Los párpados caídos forman parte del proceso normal del envejecimiento. Los depósitos de grasa pueden incrementarse a medida que la piel se hace más delgada y arrugada.

b

Se realiza la escisión del exceso de grasa y piel a lo largo de los pliegues naturales de los párpados. Las incisiones se realizan en las líneas o pliegues naturales de los párpados. La grasa subyacente puede retirarse y se recorta el exceso de la piel a lo largo del pliegue natural del párpado.

c

Después de la recuperación, las cicatrices desaparecen y no son visibles.

Contacto